Sistema EURI

Sistema EURI

Sistema EURI

“Sistema inteligente de monitorización para la mejora de la autonomía en personas mayores o con movilidad reducida”

Pendientes de dependientes

Hay ámbitos en los que la seguridad de las personas con riesgo está comprometida por el aislamiento o ausencia de vigilancia, creando situaciones graves si no se detecta un posible accidente en los primeros momentos.

Ejemplos de ello son las caídas de ancianos o los accidentes en puestos de trabajo aislados.

Estas situaciones exigen una inmediata localización espacial de la persona accidentada para gestionar el auxilio.

El sistema EURI resuelve con fiabilidad la detección de caídas, la localización de personas o equipos y el control de acceso personalizado a zonas restringidas, entre otras funciones.

Ámbitos de aplicación y funcionalidades

Residencias de ancianos, centros sanitarios, localización de profesionales o equipos móviles, empresas con puestos de trabajo aislados, viviendas particulares...

Cualquier lugar donde se necesite controlar el estado, la ubicación y el acceso o salida de personas y equipos.

El sistema EURI es modular, escalable y resuelve las siguientes necesidades en tiempo real:

  • Detección de caídas o desvanecimientos.
  • Localización de personas o equipos móviles.
  • Control de acceso de personas o equipos en zonas restringidas y control de errantes.
  • Integración con sistema de videovigilancia.
  • Presencia en cama.
  • Presencia en silla y protocolos de movilidad.
  • Estadísticas e historia de todos los eventos y cambios de estado.

 


¿Cómo funciona?

El Control principal es un ordenador con un software que gestiona todo el sistema. Envía información a los controles cliente (ordenadores en red) y a los controles móviles.

Por todas las zonas a controlar del edificio se instalan los llamados enlaces de red que forman una infraestructura inalámbrica autogestionada con tecnología Zigbee®. Este protocolo autoconfigura la relación entre los enlaces optimizando de forma automática el enrutamiento de la información buscando caminos alternativos en caso de avería de algún elemento.

Control Principal

Complejos residenciales, hospitalarios y centros de trabajo

La distancia entre enlaces variará entre 5 y 50 m. y de esto dependerá después la precisión en la función de localización. Las características del edificio tienen influencia en este aspecto.

Entre los enlaces se instalarán dispositivos coordinadores cuyo número y ubicación estará en función del edificio y otras variables del sistema. Normalmente uno por cada 5 a 15 enlaces.

Los coordinadores están conectados por red ethernet al control principal.

Los transmisores generan la información para el sistema y pueden ser móviles (brazalete o localizador de equipos portátiles) o fijos de cama o silla (bajo el colchón o incorporado a un cojín)...

Periódicamente y ante cambios, emiten señales con su estado, que podrá ser “errante”, “persona caída”, “cama libre u ocupada”, etc. dependiendo del tipo de transmisor.

Domicilios particulares

Existe una versión del sistema EURI que se ajusta a las necesidades de una vivienda particular.

El control central queda reducido a un dispositivo inteligente que también hace las veces de coordinador y enlace. Su cometido es recibir las señales de los transmisores, evaluar los eventos y enviarlas a un teléfono programado, servicio de teleasistencia, o central receptora de alarmas.

Este equipamiento constaría de un control de hogar, un transmisor de persona para caídas con cargador y un transmisor de cama, conectable a cualquier elemento de teleasistencia. Tiene las funciones de control de acceso, localización, caídas, presencia o ausencia en cama e inactividad.